Buscar entradas

Entradas recientes

Archivo

FINAL 721/02/2018

Martes, 13 de Noviembre - CARA A CARA DE CARLOS Y BLANCA:

Carlos se sentía culpable por hacer que Blanca haya dejado plantadas a sus amigas porque él creía que podían pasar muchas cosas en esas fiestas. Él confiaba en su novia, pero no en sus amigas.

Lo siento, piojo de verdad…-susurró Carlos de pronto.

No te preocupes, además tampoco tenía ganas de ir a esas fiestas -soltó Blanca con cierta condescendencia.

Venga ya Blanca, no me mientas, tenías muchísimas ganas y yo lo he fastidiado todo. Todo ha sido mi culpa, y encima soy tan imbécil que he cancelado el intercambio…

¡Tío todo me sale fatal! -gritó Carlos.

Vamos Carlos, sabes perfectamente que yo no te he obligado a hacer nada, has sido tú solito el que lo ha fastidiado todo con los celos, siempre los celos…–su tono era de decepción hacia la decisión de Carlos.- Sabes perfectamente que Álvaro es solo mi amigo, sabes que solo te quiero a ti y aun así no te fías, yo ya no sé qué más hacer.- Y se sentó en una silla.

¿Qué  estás diciendo piojo?- dijo en tono preocupado.

No lo sé –Blanca estaba pensativa- Siempre decides por mí, me coges el móvil, me controlas todo: mis llegadas, mis salidas, mis horarios, mis planes, mis amigos. Mira Carlos yo estoy muy enamorada de ti pero después de todas estas cosas no sé qué pensar de ti–estalló Blanca.

No sé a qué te refieres ¿Todo eso te parce malo? No te entiendo, nunca te has quejado  y ahora me vienes con estas tonterías, de esas que ves en la tele de los anuncios sin sentido que te han comido la cabeza, y vienes a dejarme como si yo fuera un maltratador, pues no, no lo soy Blanca ¡Yo no te pego ni te pegaré nunca! – Carlos empezó a gritar que él no era ningún maltratador, ni nada de esas bobadas.

Yo no he dicho que seas ningún maltratador, ni mucho menos, solo que todas las cosas que dicen que son indicios de violencia de género, tú las haces y creo que cada vez te estás volviendo más paranoico sobre el tema de los celos, y no sé qué hacer sinceramente. –Blanca estaba a punto de llorar.

¡Piensa lo que quieras estoy harto! ¡Yo solo quiero que seas mía y de nadie más y no son celos se llama preocuparse por ti! ¿Lo entiendes? – gritó Carlos.

Blanca nunca le había visto así, tan fuera de sus cabales y tomó una decisión.

Mira Carlos, creo que deberíamos darnos un tiempo, para que ambos hagamos una reflexión, porque hoy no te conozco, estás fuera de sí. –dijo Blanca llorando.

Claro, claro ¡Ahora lo entiendo todo! Quieres un tiempo para liarte con Álvaro ¿no?.

Por supuesto que no ¿Crees que esto es fácil para mí? ¿Crees que me gusta rayarme por estas cosas? Es que ahora no sé qué hacer y necesito tiempo para pensar, pero parece que no lo entiendes. Me voy, no quiero seguir contigo porque me pongo peor- Blanca cogió su mochila y se fue llorando.

Carlos se sentó en la silla tapándose la cara con las manos y empezó a reflexionar sobre que podría perder a la chica de su vida por su actitud machista, y se dio cuenta de que Blanca tenía razón, había sido machista controlándole los mensajes y todo. Se dio cuenta de todo lo que le había hecho pasar a Blanca y se echó a llorar.

Jueves, 15 de Noviembre – CONVERSACIÓN DE WHATSAPP ENTRE CARLOS Y BLANCA:

Carlos: Piojo, te has decidido ya??

Blanca: No

Carlos: Vamos piojo, estoy muy arrepentido…

 Blanca: Vale

Carlos: Parece que no te importan mis reflexiones

Blanca: Estoy pensando vale?

Carlos: Vale j**** te quiero, que no se te olvide.

Visto.

Viernes 16 de Noviembre CLASE DE MATEMÁTICAS

Carlos, lo siento, te dejo – dijo llorando.


FINAL 621/02/2018

Carlos, a causa de su comportamiento egoísta y controlador, acaba sin ir a Francia y sin Blanca, ya que ésta abre los ojos y se da cuenta del acoso que está sufriendo y de que no merece la pena compartir la vida con una persona tan posesiva.

Por ese motivo, decide que cada uno siga su camino.


FINAL 509/02/2018

Blanca no puede parar de llorar junto al peluchito de su cama, se siente confusa, miles de ideas navegan por su cabeza. “¿Habrá renunciado Carlos ir a Francia sólo por mí? ¿Lo habrá hecho sólo por sus celos? ¿Por qué no me puedo ir con mis amigas?” se decía Blanca a sí misma, incluso se le había pasado por la cabeza la idea de que Carlos en realidad no la quería, “pero que cosas tienes Blanca, claro que Carlos te quiere” y con esta idea rondando en su cabeza se quedó dormida entre los cojines mojados por las lágrimas.

Al día siguiente Blanca no se sentía muy bien, pero aún así se levantó, se preparó y al llegar al instituto lo primero que hizo fue ir a hablar con la profesora de Francés, el hecho de que Carlos desaprovechara esa oportunidad por ella la hacía sentir mal.

Buenos días profe- comenzó Blanca, estaba nerviosa, muy nerviosa, en realidad no sabía que decir.

Buenos días Blanca, ¿qué te trae por aquí?- comentó la profesora, alegre.

Bueno…, esque… a ver…- titubeó

Vamos Blanca por favor, vete al grano, tengo que ir a dar clase- dijo con un tono más borde esta vez.

A ver, el otro día Carlos te llamó diciéndote que ya no quería ir al intercambio con Francia ¿recuerdas?-

- respondió cortante.

Resulta que no quiere ir por mi culpa, y ahora me siento mal, necesito que convenzas a Carlos de que no rechace esta oportunidad por favor- paró un segundo pensativa, y prosiguió – el hecho es que de repente Carlos, se volvió muy celoso el otro día, al saber que al no poder ir conmigo al festival de música, y no quiere que vaya con mis amigas y…-sin poder aguantarlo Blanca empezó a llorar.

No sigas hija mía, convenceré a Carlos de que vaya, pero escúchame muy atentamente, no dejes que él te diga lo que tienes que hacer ¿entiendes? Y si sigue así lo mejor para los dos será la ruptura.-

Está bien, muchísimas gracias.- Ahora Blanca se sentía mucho mejor, se acababa de liberar de todo el agobio.

La pequeña e inocente Blanca se dirigía a su clase, le tocaba latín, puesto que le encantaba la lectura y el teatro, entonces se encontró a Carlos de frente.

¡Carlos, Carlos! ¿Has hablado con la profesora de francés?- dijo alegre Blanca.

Y sin venir a cuento Carlos le soltó un tortazo, el timbre sonó, Blanca cayó al suelo, llorando y confusa.

Así que ahora intentas que la profesora de Francés me obligue a ir, eh, pero quién te has creído que eres, no eres nadie, lo que quieres es que  me vaya y liarte con ese pringao del festival e irte con tus amigas de fiesta para emborracharte, petarda.- gruñó.

Carlos yo…- Blanca, con la voz entrecortada, estaba en shock.

Tú ahora vas a coger el móvil, a decir a ese pringao baboso que se olvide de ti y a esas amigas tan asquerosas tuyas que te dejen en paz, o te vuelvo a dar.- Enfadado, se sentía poderoso.

Blanca tomó aire, respiro muy lentamente y empezó a recordar lo que le había la dicho la profesora y toda esa gente que últimamente no paraba de ir a darles charlas sobre la violencia de género y con todas las fuerzas que logró reunir grito:

QUE SEPAS, QUE TÚ A MÍ, CARLOS, NUNCA MÁS ME VAS A DECIR LO QUE TENGO QUE HACER, PORQUE DESDE AHORA, TÚ, YA NO ERES NI UN CONOCIDO PARA MÍ- La gente empezaba a salir de las clases alborotada. – Y RESULTA QUE LO QUE ESTÁS HACIENDO ES VIOLENCIA DE GÉNERO, PERO QUE NO ME VAS A HUMILLAR MÁS, NI A CONTROLAR EL MÓVIL, NI A TOCAR SI QUIERA, ASÍ QUE AHORA MISMO TE PUEDES IR POR DÓNDE HAS VENIDO Y NO VOLVER JAMÁS.- Blanca se sentía orgullosa, a pesar del montón de gente que se había reunido para oírlos, entre ellos, la profesora de francés y la chica que a la hora siguiente les iba a dar una charla sobre eso mismo.

Todos, absolutamente todos, hasta el conserje que por allí pasaba, empezaron a aplaudir, habían presenciado un momento de superación en la mujer, en este caso Blanca, que con mucho coraje se había defendido ante un hombre, egoísta y controlador.

A partir de ese día Blanca se asoció con una organización en contra de la violencia de género para ir a dar charlas sobre su propia experiencia y hacer entender, a chicos de su edad, que la violencia de género ya sea en pequeños o mayores, siempre está , y hay que empezar a tomar cartas en el asunto. Aunque no lo parezca ese fue el mejor día de la vida de aquella joven, que se había convertido en una madura mujer y había aprendido a valorarse a sí misma.

 


FINAL 406/02/2018

Carlos sale corriendo de clase en busca de Blanca. La coge del brazo y ésta le mira. Los dos estaban tensos y ninguno sabía qué decir, hasta que Carlos le dijo:

Mira Blanca yo he estado pensando y he llegado a una conclusión.

¿Qué es?- le preguntó Blanca.

Mira yo no iré a Francia y…

¡Que! Cómo que no vas a ir. Para ti ese trimestre en Burdeos es muy importante.- le comentó Blanca con cara de entusiasmo.

Es verdad que para mí es importante, -Carlos coge entre sus manos la cara de Blanca. -pero tú eres más importante, sabes. Y también he pensado que en vez de ir con tus amigas podríamos ir los dos al campo a hacer un picnic. ¿Qué te parece?

No me parece mala idea, y así estaremos más tiempo juntos -le dice Blanca y se dan un abrazo de reconciliación.- Pero vas a cantar en el festival ¿no?...

Sí, voy a cantar, y te prometo que ya no tendré más celos.-le responde Carlos.

 

Así, la pareja se olvida de todos sus problemas.

Blanca y Carlos cantaron juntos en el festival y fueron de picnic.


FINAL 302/02/2018

Carlos se va a Francia, Blanca toca  en el recital con su amigo de clase.

Cuando vuelve Carlos de Francia se da cuenta de su error, de culpar a Blanca porque él creía que se iría con otro pero no fue así

Al final Carlos se disculpa con Blanca y ésta lo acepta.

Siguen siendo pareja.



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar  Rechazar