Este es nuestro BLOG, envíanos tu opinión:


I.E.S. QUERCUS. - EL ENCINAR17/03/2016

Hoy comienza nuestra cuarta andadura del proyecto saldelnudodelacoso.esla.com en el instituto I. E. S. Quercus de El Encinar en Terradillos, en la provincia de Salamanca, esperamos que todo vaya bien, sabemos que la obra gusta, y mucho. Bravo mediadores y a lucio y macarena!!!.

Ya tuvimos la primera, lasegunda y la tercera experiencia en el Instituto Lucia de Medrano, en el Senara de Babilafuente y en el Torres Villaroel del Barrio de San Jose. Alli los chicxs salieron encantados y alucinados de esta nueva técnica pedagógica teatral en la que se basa este proyecto. Como hemos repetido hasta la saciedad, las menores y los menores no son ajenos a esta situación del acoso, debemos hacer que vean que se puede poner freno y coto a esta terrible lacra. La educación y por ende la escuela es un factor clave a la hora de exponer y suprimir prejuicios y estereotipos sobre las interrelaciones personales y sociales de los jóvenes.

A partir de hoy, los alumnos del I.E.S QUERCUS de El Encinar podrán poner AQUI en el BLOG todas las aportaciones que nos hagan llegar y que cumplan las normas de respeto, igualdad y tolerancia, tanto en el contenido como en el lenguaje. Aquellos contenidos que no respeten estas pautas no serán publicados.

Entre todas y todos los participantes de las clases de ESO donde se desarrolle la obra, tendrán un sorteo de un regalo consistente en unos AURICULARES para MUSICA,  gracias a la colaboración de Intesa (Distribuidor Movistar)

Así también si pones TU FINAL de obra, deberás de ir a la pestaña TU FINAL para poder participar,  y aquí deberás dejarnos cual crees tu que podría ser el final de Blanca y Carlos.

Gracias a tu participación proponiendo vuestro final a nuestra historia, sortearemos un regalo, un perfume para chica y para chico, gracias a la colaboración de Perfumerías Julia.

Esperemos que os guste y Participar!!!


AUMENTA EL NÚMERO DE MENORES ENJUICIADOS POR MALOS TRATOS12/03/2016

Llamar desde el teléfono fijo para demostrarle que has llegado, darle las claves de tu móvil, que critique a tus amigas, tu forma de vestir, que te llame decenas de veces al día o, simplemente, que tengas miedo y no sepas por qué... Son señales de alarma que los jóvenes muchas veces no identifican pero que pueden ser el inicio de un caso de violencia de género, un fenómeno que se ha extendido entre los adolescentes, así lo refleja el último informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el que se recoge que en 2013 que 151 menores fueron enjuiciados y a 133 se les impusieron medidas condenatorias, un 4,8 por ciento más que el año anterior. «Se están reproduciendo los arquetipos machistas. No hemos conseguido erradicar este cliché de nuestra sociedad», explica durante la presentación de los datos Ángeles Carmona, recién nombrada presidenta del Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Desde el año 2007, 1.073 chicos, menores de edad, han pasado por un juzgado por violencia machista. Carmona asegura que «las series de televisión y la publicidad deben cuidar especialmente que estos fenómenos no se reproduzcan» porque los menores se fijan en ellos a la hora de adoptar actitudes sociales. Carmen Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Universidad Complutense y autora del último estudio que presentó el Ministerio de Sanidad sobre violencia de género entre adolescentes y que ya apuntaba a finales de 2013 al repunte de violencia machista entre los jóvenes, sostiene que «los datos del CGPJ coinciden con nuestro informe» y plantea dos hipótesis a partir de las cuales se puede comprender mejor el problema: la primera es que «las chicas ahora son más conscientes del problema y el rechazo a la violencia machista ha aumentado» o, por otro lado, que, a nuestro pesar, «los casos de violencia de género sí que se hayan incrementado, sobre todo con el uso de las redes sociales que son un arma para este tipo de agresiones». En los talleres que imparten en varios centros escolares, Díaz-Aguado sostiene que «nos cuentan cómo las chicas andan fotos comprometidas a sus novios, y cuando dejan la relación, éstos se las mandan al resto de amigos como venganza. No creen que es algo malo hasta que se lo explicamos». Aunque «el modelo de sumisión machista siga instaurado en nuestra sociedad, muchos jóvenes ya reconocen las actitudes machistas». Así, de acuerdo con el estudio de Sanidad, el 3,4 por ciento de los chicos reconoció haber pegado a su pareja en algún momento.

Ana Bella, presidenta de la fundación que lleva su nombre, conoce bien este fenómeno porque parte de su labor es acudir a los centros para hablar con los menores y concienciarlos de este problema. «No sé si ahora se dan más casos o se cuentan más pero gracias a charlas como las que damos nosotras muchas jóvenes detectan antes el maltrato», explica. Ella sufrió violencia de género durante muchos años y a partir de su experiencia intenta ayudar a otras mujeres. «No soy una mujer maltratada, sino una superviviente y por eso las jóvenes empatizan tanto con nosotras». Ella también coincide en que los mensajes que se envían desde los medios son muy perjudiciales, en especial muchas letras de canciones. «Los cantantes son modelos que se imita y si la música sigue idealizando el amor romántico, este estereotipo no vamos a conseguir erradicarlo», añade Bella. Pone un ejemplo: la última canción de Rihanna con Eminem, en la que el estribillo repite «Me gusta la forma en la que me haces daño» (en su traducción al español de la canción «Love the Way You Lie»). En las aulas detectan numerosos casos de violencia: «Yo conté una de mis vivencias en las que mi marido me pegó una bofetada por girarme al oír un ruido y ver que era una moto. Él me dijo que había mirado a otro hombre. No volví a girarme ante un ruido». Relató esta historia en un aula y una joven «me enseñó el rostro y me dijo que le había pasado algo similar: ‘‘Pero mi novio llevaba un anillo’’, me dijo mientras me mostraba la marca». A esta chica, «su novio le echaba una manta en el cuerpo para poder pegarle y que al día siguiente no le quedaran marcas».

Sonia Chirino, jueza de un juzgado de violencia de género de Madrid, también confirma la tendencia: «Ha aumentado la violencia entre adolescentes y combinan las agresiones físicas con las psicológicas». A su sala no llegan menores, pero sí chicos de entre 18 y 20 años que han ejercido violencia contra sus parejas: «Las jovencitas que vienen a denunciar tardan en hacerlo y suelen ser sus amigas las que les abren los ojos, pero cuando vienen dan muchos detalles, mientras que ellos, si se deciden, declarar, se suelen justificar», añade.

Artículo de Belén Velasco Conquero


NO QUEREMOS SÓLO UN DÍA08/03/2016

No sólo queremos un día como hoy, en el que los periódicos se vuelquen con homenajes a las mujeres. Lo que queremos es que el resto del año no generen y difundan contenidos misóginos.

No queremos que nos regaléis flores. Lo que queremos es que nos dejéis de relacionar con ellas sólo porque son delicadas.

No queremos un día en el que hasta un equipo de fútbol nos usa para lavar su imagen vistiéndose de rosa. Lo que queremos es que no quede impune que una mujer sea maltratada y, más tarde, humillada con cánticos en las gradas de ese equipo.

No sólo queremos espacios puntuales en televisión donde nos explican lo mala que es la violencia de género. Lo que queremos es que no nos sexualicen ni cosifiquen ni denigren en el resto de espacios televisivos.

No sólo queremos un día para visibilizarnos. Lo que queremos es que no nos invisibilicéis los otros 364.

No queremos que este día se llene de color rosa. Lo que queremos es que dejéis de descartar este color para vosotros sólo porque sois hombres.

No queremos que este día sea una fiesta. Lo que queremos es que recordéis que lo que se conmemora es la muerte de 146 mujeres, que trabajaban hacinadas durante catorce horas diarias por doce dólares a la semana, y que no pudieron zafarse de un incendio porque sus patrones les habían bloqueado las salidas.

No sólo queremos que no nos tratéis con paternalismo este día. Lo que queremos es que reflexionéis sobre por qué creéis que podéis tratarnos con paternalismo.

No queremos que nos deis permiso para avanzar. Lo que queremos es que aprendáis que el camino realmente no os pertenece.

No queremos que nos impulséis. Lo que queremos es que entendáis que nos basta con que no nos tiréis piedras.

No queremos un día en el que digáis que nos queréis. Lo que queremos es que, el resto del año, no nos odiéis. Ni nos acoséis. Ni nos discriminéis. Ni nos violéis. Ni nos peguéis. Ni nos matéis.

Artículo publicado por Barbijaputa en eldiario.es


NO TE RINDAS01/03/2016

No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros, y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque lo has querido y porque te quiero, porque existe el vino y el amor, es cierto, porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos, abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar un canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás sola, porque yo te quiero.

MARIO BENEDETTI



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar  Rechazar